jueves, 17 de diciembre de 2009

DE MIOPES Y DE PRIMOS


Este señor conseller de educación llevaba unos cuantos meses calladito, esperando agazapado si una posible crisis del Consell, a resultas del caso Gürtel, se le llevaba por delante. Pero como puede estar pensando que los vientos le continúan siendo favorables ha vuelto a abrir la boca y, cómo no, otra vez nos sorprende con otra astracanada, esta vez para argumentar (es mucho decir lo de argumentar) porqué rechaza la ayuda del Plan Escuela 2.0 del Gobierno para dotar a todos los escolares de ordenadores portátiles.

El caso es que como el Consell está a dos velas y no tiene un euro, no puede abonar la parte que le corresponde del programa y, en vez de admitir la evidencia, nos sale con la historia de que los portátiles son peligrosos, pues al tener la pantalla más pequeña, pueden causar miopía en los niños. Lo que provoca semejante salida es risa, porque a estas alturas ya no hay primo que se deje embaucar con tanta patraña, aunque la firme el Sursum Corda. ¿Es que los chavales no están hartos de usar las videoconsolas y los móviles?

La miopía la tiene, y de muchas dioptrías, este señor conseller, pues mientras los escolares de media España van a disponer de este material, los valencianos deberán esperar tiempos mejores.

Ya no hay primos que embaucar; más bien alguno que se pasa de listo. Y si no que se lo pregunten al primo ‘político’ del Alcalde (vamos, el primo de su mujer), que a cuenta de unos cuantos animales disecados y unos paneles para exposiciones sobre medio ambiente, se a tirar al bolsillo unos suculentos milloncejos.

lunes, 9 de noviembre de 2009

MUROS


Hoy hace 20 años que cayó el muro de Berlín, uno de los hitos históricos emblemáticos de la segunda mitad del siglo XX. Con él, acabó la guerra fría y fue el comienzo del fin del bloque soviético y del comunismo totalitario, que se derrumbó, no tanto a causa de la ofensiva del sistema capitalista, como algunos creyeron entender, como por iniciativa propia y como consecuencia de su propia podredumbre.

Tres hechos ocurridos años antes - nos alumbra Ramonet* - fueron determinantes para la caída: las iniciativas que permitieron el reformismo comunista con la “perestroika” y la “glásnost” de Gorbachov, las huelgas del movimiento obrero polaco opuesto al propio Estado obrero y, como colofón, las manifestaciones de la población china y posterior matanza en la plaza de Tian’anmen.

Parecía que era el principio de un nuevo mundo, lleno de sanas expectativas; pero, tras dos décadas de supremacía del capitalismo, ¿es mejor nuestro mundo actual?

El sistema capitalista liderado por Estados Unidos ha campado por sus respetos y, salvajemente, ha lanzado al ancho mundo sus recetas ultraliberales. El resultado es bien conocido: economías dependientes del sistema financiero, liquidación de los servicios públicos cada vez más privatizados, desprecio del medio ambiente, competencia entre los propios asalariados con trabajos precarizados, masivas deslocalizaciones…

Tampoco el mundo actual es más seguro. Estados Unidos, convertido en hiperpotencia militar, nos ha arrastrado a guerras sin sentido, con resultados desastrosos. Como consecuencia, la amenaza terrorista se ha multiplicado y no se ha despejado la nuclear; y, además, han surgido nuevos peligros, como la piratería. Oriente Medio continúa siendo una bomba de relojería.

Tras veinte años sin muro, otros se han levantado. Unos vergonzosamente visibles y concretos, como el de Israel y el de la frontera norteamericana con México; y otros, más difusos pero no por ello menos implacables: el muro del dinero y la pobreza, el muro del hambre y el del analfabetismo, el muro ecológico, el muro tecnológico.

En nuestra pequeña sociedad, sin ir más lejos, nuevos muros se nos están levantando, que nos hacer sonrojar, como el del parque Ribalta, que se va a dividir en dos en un proyecto sin sentido. Y el muro de la desafección de la sociedad, harta de tanta manipulación y de tanta corrupción.

* Ramonet, I. “Una ocasión perdida”. Le Monde diplomatique, núm. 169 (Novbre. 2009)

viernes, 30 de octubre de 2009

INCOHERÈNCIES


“Parlar valencià no costa res”. Este és l'eslògan de la nova campanya que la Conselleria de Font de Mora ha iniciat per a promoure l'ús del valencià en comerços i mercats. Un davantal serveix de suport al rètol.

No està malament aquesta promoció, ni qualsevol acció que servisca per a afavorir l'ús de la nostra llengua, sobretot si es du a terme fora dels entorns educatius i institucionals, reductes cap a on s'ha anat constrenyent.

La campanya, segons sembla, es va dissenyar fa temps. Si fóra ara, és dubtós que s'atreviren a incloure la paraula ‘costa' en l'eslògan. Només acostar-nos a la notícia i veure la foto de l'insigne conseller amb el davantal, no vam poder deixar de somriure i aventurar algun afegit: “Parlar valencià no costa res; no cal ser ric. Signat: Ric Costa”.
Tampoc van ser molt afortunats en fer-se la foto precisament davant la carnisseria de Ricardo...

Però al marge d'aquestes ocurrències, volem ressaltar una nova incoherència que ha de veure precisament amb l'ús del valencià. Mentre la Conselleria va per un camí, l'Ajuntament va per un altre, malgrat que el senyor alcalde s'ha sumat a la campanya. La plaça Maestrat, junt el mercadet de Sant Antoni, està remodelant-se, per ser un dels projectes de l'Ajuntament finançats amb el Pla E. I molt oportunament estan col•locant una zona de jocs infantils, però amb un paviment on es pot llegir en grans lletres: “corre”, “juega”, “piensa”, en castellà.

Si hagueren fet cas a l'eslògan de la campanya i l’hagueren col•locat en valencià els eixiria més econòmic, perquè s'haurien estalviat taulells serigrafiades: corre, juga, pensa. Els comerciants del mercadet haurien d'eixir amb els seus flamants davantals i dir-li al d'Urbanisme: Parlar valencià no costa res.

jueves, 22 de octubre de 2009

TROYANOS


Aún no se han borrado del todo las manchas de pintura de aquel invento del ‘raya-bici’, aquella serpenteante línea pintada en el suelo que sorteaba farolas, árboles, mesas de terraza, bancos y demás mobiliario urbano – incluso papeleras y algún que otro viandante -, que pretendía guiar cual procesión de hormigas a los usuarios de la bicicleta, y ya nos encontramos con otra sugerente idea para organizar el tráfico ciclista por las aceras de la ciudad. Más de lo mismo.

Igual de ilegal; igual de absurdo; igual de ineficaz; igual de...

Parece que, como en nuestros ordenadores, un ‘troyano’ se haya instalado en el disco duro del responsable de este negocio y, dale que te dale, recurrentemente, nos sale con los mismos argumentos. Ahora será la ‘doble-raya-bici’, pero acabará como la primera.

Y no es un tema menor. Es un síntoma de cómo se está actuando desde el Ayuntamiento: sin dar participación a quienes tienen opinión autorizada en el tema (el Foro de Movilidad), jugando al quita y pon con el dinero de todos y, lo que es peor, sin creerse de verdad que Castellón de la Plana necesita un plan de movilidad que acabe con parches-chapuza como éste.

¿Por qué no se han diseñado los numerosos viales reurbanizados con el Plan Zapatero en estos meses con sus correspondientes vías para ciclistas? Seguramente, ni se lo plantearon.

Sin embargo, otra mente pensante, seguramente infectada por otro ‘troyano’, decidió poner maceteros rompecoches para cabrear al personal y alegrar a mecánicos y chapistas. Igual fue una sibilina medida anticrisis para estimular el consumo.

Y lo cierto es que, pese a todo, bici-CAS está introduciéndose poco a poco y sanamente en los hábitos de mucha gente.

lunes, 12 de octubre de 2009

DESATENCIÓN EDUCATIVA


La maestra al alumno:
- A ver, Jaimito, ¿quiénes fueron los Reyes Católicos?
- Señorita, en España todos los reyes han sido católicos.

Este clásico chiste de Cassen es bueno no sólo por la fina ironía del niño saliendo por peteneras, sino porque alude a una gran verdad: España siempre ha sido católica, ¡y cómo nos sigue pesando esta losa!

Hace 30 años que se firmaron los acuerdos para revisar algunos puntos del anticonstitucional Concordato de 1953 suscritos entre la España de Franco y el Vaticano. Estábamos en los albores de la transición y gobernaba la derecha de la UCD, con Marcelino Oreja como ministro de AA.EE.

Fueron tres acuerdos, uno de ellos en materia de enseñanza y asuntos culturales. Pero no fueron sino un listado de derechos que la Iglesia Católica impuso al Estado Español, como condición para no poner trabas a la transición política. El artículo II de este acuerdo dice: “Los planes educativos… incluirán la enseñanza de la religión católica …en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales.
“…Dicha enseñanza no tendrá carácter obligatorio para los alumnos. Se garantiza, sin embargo, el derecho a recibirla.
“Las autoridades académicas adoptarán las medidas oportunas para que el hecho de recibir o no recibir la enseñanza religiosa no suponga discriminación alguna en la actividad escolar.”

He aquí el origen de lo que en nuestro sistema educativo, en Primaria y en Secundaria, se denomina “Atención educativa’, un eufemismo que refiere lo que hacen los alumnos (se van al patio, charlan en clase, juegan a los barcos…; en resumen: pierden dos horas semanales de enseñanza), cuyos padres han optado por que a sus hijos no se les dé la asignatura de religión católica. No vale que los alumnos reciban unos contenidos “alternativos” de carácter ético, o realicen algún tipo de actividad dirigida. No: eso supondría discriminación hacia los que van a la clase de religión. Nuestras autoridades educativas y, por supuesto, las eclesiásticas, tienen un sentido muy especial de entender esa ‘no discriminación’, que sólo la consideran para sus alumnos adeptos. Al resto, que les den morcilla, y si no, que hubieran elegido como manda la Santa Madre Iglesia.

Y eso que, como proclama el artículo 16.1 de la Constitución, España es un Estado aconfesional, según el cual ninguna religión puede tener carácter estatal. Un Estado que se declara aconfesional no puede imponer la Religión Católica obligatoria en el sistema educativo público, pero como se ve los acuerdos permiten bordear la norma constitucional a su propia conveniencia, pues, al fin y al cabo, la enseñanza religiosa no es obligatoria.

¿Veremos algún día un nuevo y plenamente constitucional Concordato?

lunes, 5 de octubre de 2009

SIN ESCRÚPULOS


Decía Bertolt Brecht que robar un banco es delito, pero más lo es fundarlo.

Aunque nos queda muy lejano este viejo aserto anticapitalista del dramaturgo y poeta alemán, nuevamente nos hace reflexionar al ver cómo algunos bancos y sus dirigentes, los banqueros, que mueven los hilos de nuestra sociedad sin mayor ni mejor regla que la de sus propios intereses, toman determinadas decisiones.

Para bien y para mal, no hay humano que no dependa del globalizado entramado financiero. Está en el origen de los problemas de la economía mundial y, a la vez, forman parte ineludible de su solución. Pero, mientras tanto, son los ciudadanos de a pié, los más humildes y desfavorecidos, quienes pagan con mayor contundencia, a veces dramáticamente, las consecuencias de la recesión.

Y en estos momentos de crisis, cuando mayor ha de ser el esfuerzo solidario por parte de todos, más de los que más tienen, resulta escandalosa la decisión, por pura conveniencia de sus directivos, de la jubilación anticipada de Goirigolzarri como consejero delegado del BBVA con una pensión de más de tres millones de euros anuales. Si la cifra de lo que va a cobrar da escalofríos, aún sorprende más cuando sabemos que está calculada por lo que percibió en 2008, más de 4,6 millones de euros.

Sin embargo, a algunos – hemos visto las declaraciones de Rajoy y otros políticos de la derecha - no parece hacerles mella. Es más, justifican tamaña falta de escrúpulos aduciendo que es la recompensa a los méritos contraídos por este hombre de tanta valía.
Nos preguntamos cómo dejan jubilarse a los 55 años a este hombre de tanta valía cuando podría poner todo su saber a disposición de la entidad unos años más y ayudarnos a salir del bache.

¿Quién dijo crisis? La crisis es para los desempleados, para los autónomos y para el gobierno, que ha de capearla. Los demás, sin ningún escrúpulo, incluso se benefician de ella, sobre todo el PP, que juega a que la crisis económica sea la tumba política de Zapatero.

sábado, 3 de octubre de 2009

CASTELLÓN 2020


No. No es que Castellón tome el relevo de Madrid para la candidatura olímpica de 2020, aunque alguno de nuestros gobernantes, tan aficionados a especular con mundos y proyectos ilusorios, se le haya podido pasar por la cabeza, sino que responde a una iniciativa que acogemos con gran satisfacción.

El proyecto impulsado por la UJI y promovido por López Lita, para reunir en un foro a lo mejorcito de la sociedad y debatir el modelo económico y social que necesita Castellón en los próximos años, es la mejor propuesta que podíamos esperar.

Es un proyecto necesario y oportuno, dadas las especiales condiciones que padecemos. Y puede ser la ocasión para que, de una vez por todas, elevemos la mirada y nos dejemos de filfas populistas de escaso recorrido.

Ha coincido en el tiempo, vaya casualidad, con el anuncio por parte del gobierno local de su Plan Estratégico, un plan que recoge, dicen, las opiniones de 70 expertos, pero que está más lleno de tópicos y buena voluntad que de medidas concretas, y nace desde la confrontación política.

Por el contrario, la iniciativa de la UJI quiere poner en el mismo barco y con el mismo rumbo a toda la sociedad civil. Y que sean después los gobernantes, elegidos democráticamente, los que lleven a buen término las propuestas.

Habrá que estar muy atentos a sus conclusiones.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

PERDÓN DE NUEVO, ¿LA JUSTICIA? - AL FONDO A LA DERECHA


La mañana en que los medios de comunicación nos informaban sobre la ‘presunta’ financiación irregular del PP valenciano, instalada en el corazón mismo de la trama de corrupción del caso Gürtel, los micrófonos de Radio Nacional pulsaron la opinión de ciudadanos anónimos en la concurrida Estación del Norte de Valencia.

Si esperábamos alguna respuesta indignada por el comportamiento de los dirigentes políticos que aparecen en el informe nos quedamos con las ganas: la docena de entrevistados se manifestó insensible a esta gravísima situación, planteaban el tema como irrelevante y extendían la responsabilidad a todos los políticos sin distinción, aunque a algunos se les notaba molestos, recelosos e, incluso, temerosos en sus respuestas. Increíble, pero cierto.

En nuestra ciudad, donde las ramificaciones del caso ya tienen nombre – Lubasa, Piaf, Facsa, tres de las más importantes empresas de la provincia -, no podemos esperar manifestaciones muy diferentes.

¿Cómo se ha podido llegar a esta situación, a esta masiva insensibilidad ética, a esta falta de coraje para reaccionar ante las escandalosas evidencias? Es más: se ve a tantos sentirse tan cómodos navegando por estos lodazales, poniendo el grito en el cielo si alguien osa levantar la voz más de lo que creen admisible… Incluso las encuestan de opinión –las no pagadas por los interesados, se entiende – ofrecen conclusiones similares.

No sólo se explica por la trabajadísima estrategia de comunicación y propaganda y la ingente cantidad de dinero público que emplean para controlar cierta prensa escrita, o por la sesgada y vergonzosa política informativa de la televisión autonómica. Todos sabemos que hay más razones.

Y, sin embargo, ¿quién puede dudar a estas alturas de que estas empresas, que han visto multiplicar vertiginosamente sus beneficios en la última década, que mantienen contratos millonarios con las administraciones gobernadas por el PP, han tenido una relación de privilegio? La sospecha es tan generalizada que los trabajadores del ramo identifican jocosamente las dos últimas letras del acróstico PIAF como “Alberto Fabra”, añadiendo en las otras dos malévolas palabras que empiezan por ‘P’ y por ‘I’.

Pero no nos engañemos. En el fondo, nuestra sociedad, en estado semiletárgico y en clara sintonía con estos responsables políticos, reflejada tozudamente en las urnas, está esperando el veredicto final de la justicia. Ni veinticuatro horas tardarán en resintonizar su dial.

Porque, en el fondo, hasta sus propios militantes saben que están instalados en una peligrosísima borrachera de poder que les ha conducido a una espiral de prácticas de las que tarde o temprano tendrán que desligarse.

jueves, 24 de septiembre de 2009

PERDÓN. ¿LA JUSTICIA? - ENTRANDO, A LA DERECHA


Solemnemente se ha iniciado por las altas instancias el nuevo Año Judicial, con su habitual balance del curso pasado y sus intenciones para el porvenir. El repaso ha puesto el acento en los conflictos profesionales aún no superados, en las injerencias no recomendables, en el clima de corrupción que impregna nuestra sociedad y en las incertidumbres que abre el próximo Plan de Modernización del gobierno.

¿Cómo habrá valorado la derecha de nuestro país este pasado año judicial? Es posible que lo hayan tildado de ‘annus horribilis’, y es posible también que algunos piensen, conforme pasen los meses, que ha sido una perita en dulce. Mucho tajo hay, pero no sabemos hasta dónde llegará la marea. Como poco les dará algunos quebraderos de cabeza.

La derecha, representante per se de los poderosos, de los que se han tenido por derecho de cuna como ungidos para administrar justicia, en democracia mantiene con ella una relación interesada, un matrimonio de conveniencia. Cuando le es posible, la manipula y dirige, y cuando no, la vapulea o la desprecia.

La justicia – así rezan los manuales – es lo único que le queda al que otra cosa no tiene. Vaga ilusión. Más bien la justicia es como tela de araña, que sirve para que se enreden en ella presas menudas, pero no las grandes, las poderosas. ¡Cuántas veces hemos visto cómo estos poderosos la han apartado de un manotazo! Han salido del trance únicamente con algunos incómodos hilachos que se han quedado pegados desluciendo su traje.

O se han comido a la araña. O simplemente la ignoran.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

09-09-09


Hoy debería haber sido uno de esos días que marcan la diferencia, debería haber sucedido algo especial acorde a la singular numeración del calendario. De ese modo habría engrosado la lista de argumentos de los que se empeñan en dar sentido trascendente a las combinaciones numerológicas, como si la aritmética y el devenir del mundo estuvieran escritos con los mismos códigos.

Las expectativas puestas en esta cita numérica a través del mundo cibernético han ido desde la premonición del fin del mundo hasta la promoción de una campaña contra el calentamiento global, invitando a apagar las luces 9 minutos a las 9 pm

De hecho, hay citas que así parecen funcionar. ¿Qué puede decirse de la combinación 9-11-11-9? Nada para los que no comulgamos con esas entelequias. Pero para esos alquimistas de los números es una combinación explosiva: nos está indicando nada menos que los dos acontecimientos que sustentan los profundos cambios de la transición secular: de la caída del Muro de Berlín un 9 de noviembre (9-11) a la caída de las Torres Gemelas un 11 de septiembre (11-9) veintidós años después.

Bien. Transcurrido gran parte del día de hoy, estamos comprobando que la fecha nos ha defraudado. Ni fin del mundo, ni nada de nada. La misma rutina de siempre: el mundo sigue con sus neuras, la política nacional con su habitual choque de trenes y la anestesiada política local con su particular atonía. De hecho, hoy es miércoles y mañana jueves, con su pleno municipal huérfano de contenidos. Ya se pueden estrujar los números: aquí nunca pasa nada.

Tendremos que hacerle caso a Rajoy y aprender de los chinos, lo cuales, por cierto, muy amantes de la numerología, han decidido que hoy es un día propicio para casarse al estar considerado la fecha del "amor eterno".

sábado, 5 de septiembre de 2009

PECES Y PINCHAZOS


Nuestra concejala Beatriz, en plan vicesecretaria general del PPCV, se nos despachó hace unos días con unas declaraciones sobre cómo abordar la crisis económica, ya que, según afirmaba, los socialistas ni saben de economía ni son buenos gestores. Y, por supuesto, ella sí que sabe y sí que gestiona como es debido.

Su alternativa se basa, según explicó, en un modelo teórico sustentado en estos asertos: mejor enseñar a pescar que dar peces, y mejor cambiar la rueda que parchearla. Así de críptica y pedagógica nos salió.

El primero, como se sabe, es un viejo proverbio oriental que entronca con el confucionismo, y que surge comúnmente en los debates sobre políticas sociales: frente al enfoque asistencial, el de autosustentabilidad basado en la transferencia de conocimientos o la inyección de capital semilla. Aunque parece ser que existe cierto consenso sobre las bondades del segundo, no hay que olvidar que se aleja de la concepción cristiana (Jesús repartió peces y panes a la muchedumbre) y que, aunque uno sepa pescar, tendrá que comprar la caña, el sedal, el cebo...

El segundo, que compara nuestra economía con una rueda totalmente pinchada, es más revolucionario. Propone cambiar la rueda por otra, se supone, de características similares para que el vehículo no trastabillee. No se acaba de entender a dónde nos conduce esta proposición, pues a lo mejor está sugiriendo otro modelo de neumático o incluso el cambio de automóvil.

Hay aprendices de político que, como aprendices de brujo, se esconden en frases y llamamientos altisonantes vacíos de todo rigor, pero rápidamente se descubren. Más aún si se alardea de buen gestor teniendo la casa hecha unos zorros. ¿De qué puede presumir la concejala en sus parcelas de responsabilidad municipal? En educación, otro año más con los barracones y la tasa de fracaso por las nubes; y en turismo, sin el Tanned Tin y con un Patronato descapitalizado que realiza contratos sospechosos.

Sólo nos falta, en esta cruda crisis, propuestas de peces, de parches, de limones o pomelos.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

EL MUNDO AL REVÉS


“Hace ciento treinta años, después de visitar el país de las maravillas, Alicia se metió en un espejo para descubrir el mundo al revés. Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar el espejo: le bastaría con asomarse a la ventana”.

El mundo al revés, donde todos los valores se trastocan, donde la verdad y la justeza las pregonan los que más han de callar, donde el éxito consiste en engañar al prójimo sin escrúpulos, donde la impunidad es mérito del poderoso... Así se expresa el uruguayo Eduardo Galeano en su magistral Patas arriba, describiendo como pocos las miserias actuales de la condición humana.

No hay que irse muy lejos para comprobarlo: nos basta con asomarnos a la ventana. Aquí va un pequeño ejemplo, de la actualidad política, se entiende, pero seguro que cada cual podría añadir bastantes más:

Preguntado por una eventual subida de impuestos, Rajoy se mostró "radicalmente en contra" y señaló que lo último que le faltaba a las familias y a los pequeños y medianos empresarios es una subida. "Sería la puntilla", concluyó. Los 'populares' "se opondrán a cualquier subida que proponga" porque va a suponer "más recesión y más paro". "El PP se va a oponer a cualquier subida de impuestos". Son palabras textuales recogidas de la prensa.

¿Es honesto en estas manifestaciones? ¿Cómo se pueden calificar cuando conocemos la política impositiva del Ayuntamiento de nuestra ciudad? ¿Tenemos que recordar que en el 2007 las tasas e impuestos municipales subieron un 15%, en 2008 se aplicó un 5,7% y este año, con un IPC negativo, volverán a incrementarse? ¿Es que se aplican para mejorar los servicios o para tapar agujeros?¿Cómo hemos de valorar el compromiso electoral del alcalde de no subir impuestos por encima del IPC? ¿Y cómo les explicará Rajoy a las familias castellonenses que la puntilla se la está clavando un gobierno de su propio partido?

Posiblemente, como político de talento y sobrado de recursos, ejercitando el sublime arte del engaño – tan preciado en este mundo al revés –, elevando la mirada y señalando al contrincante.

A los demás, como dice Galeano, nos toca aprender, en la escuela de este mundo al revés, las asignaturas obligatorias de impotencia, amnesia y resignación.

sábado, 15 de agosto de 2009

DESPUÉS DE LA QUEMA


Al día siguiente del incendio del pasado día 23 de julio – un día horrible con 39 grados, seco y ponentoso – que afectó a 12 urbanizaciones y dejó arrasadas más de 300 hectáreas de masa forestal, un programa radiofónico local de información ofrecía en directo opiniones de algunos ciudadanos afectados y de responsables políticos sobre lo sucedido.

Todos muy consternados, cada cual ofrecía su particular visión, pero coincidiendo todos en un punto: el riesgo constante de incendio que padecemos, la facilidad con que se pueden provocar y el gran daño que producen, económico y ambiental, cuando no en las propias personas. Parece que, llegado el estío, penda sobre nosotros la espada de Damocles, esperando que ningún loco incendiario, ninguna imprudente colilla tirada desde un coche, ninguna tormenta estival o ningún culo de botella estratégicamente colocado, prendan la chispa que inicie la catástrofe.

Se habló de los muchos medios empleados, aunque siempre insuficientes; de la entrega de los profesionales; de los problemas de coordinación, y de lo que va a costar reforestar lo quemado. Entre todas las opiniones, dos nos llamaron la atención. Una fue la del alcalde de Borriol, que repetía la necesidad de reunirse para decidir qué hacer, porque el riesgo hacia las personas y propiedades fue realmente grande. Hay que darse cuenta que estamos en una zona de alto valor forestal que cuenta con numerosas urbanizaciones dispersas.

La otra fue la de un ciudadano que, al escuchar sus palabras, le propuso la tarea inmediata: limpiar los pinares que se encuentran lindando con urbanizaciones. El ejemplo, por todos los de la zona conocido es el pinar que se encuentra bajo la urbanización de Masía Gaetà, hacia el este, al lado de la carretera de Alcora. Pertenece al término de Borriol y jamás se ha limpiado, la maleza reseca alcanza más de un metro de altura y los pinos están llenos de ramas secas. Es una bomba de relojería que amenaza una de las urbanizaciones más pobladas.

No estaría mal que la Generalitat impulsara un programa de empleo para la limpieza de nuestros montes, en vez de hablar tanto del paro de Zapatero. No se espere ni un euro ni del Ayuntamiento ni del Consell, pues los agricultores y ganaderos del Alcalantén afectados por el terrible incendio de 2007 aún están por recibir los 700.000 euros prometidos y presupuestados.

martes, 11 de agosto de 2009

TRABALENGUAS


Son composiciones cortas, casi todas de origen anónimo, dirigidas a los niños con una doble finalidad: la de jugar con laberintos fónicos y la de ejercitarlos en la articulación en voz alta de palabras y en el desarrollo de la dicción ágil de fonemas de difícil pronunciación. Además, ayudan en las etapas tempranas de la educación a fomentar la memoria.

Forman parte de la literatura popular y los encontramos en todas las lenguas y culturas. Y todos tienen en común la nula importancia que se le da a los contenidos, lo que aún le da a estos juegos el elemento motivador de la sorpresa o el absurdo. Por eso, como en algunos cuentos clásicos, podemos encontrar perlas que nos deben hacer pensar, pues son los propios niños quienes nos pueden sorprender si reparan en su significado.

¿Qué decir del surrealista 'cielo enladrillado' por todos aprendido que cuando se 'desenladrille' puede provocar una catastrófica lluvia de adoquines? ¿Y de los tigres que de repente son herbívoros y se ponen tristes? No se advierte la violencia sádica que contiene el famoso 'Pablito clavó un clavito en la calva del calvito': qué ruin debe ser ese niño, el tal Pablito, para tener semejantes accesos.

En valenciano la cosa no se queda atrás. Hay que recordar la truculenta escena de unos jueces caníbales comiéndose las tripas de un ajusticiado: 'Setze jutges en un jutjat mengen fetge d'un penjat'.

Para evitar estos desatinos semánticos proponemos el siguiente trabalenguas en el que el contenido es parte esencial del rimado. Debe ser aprendido, como todos, primero despacio y después pronunciado cada vez a mayor velocidad:

'La política está judicializada.
¿Quién la desjudicializará?
El desjudicializador que la desjudicialice,
buen desjudicializador será.'

O este otro, más sencillo pero de mayor actualidad. Se lo hemos oído recitar como un sonsonete a la señora de Cospedal desde Marbella:

'La justicia está politizada.
¿Quién la despolitizará?
El despolitizador que la despolitice,
buen despolitizador será.'

sábado, 8 de agosto de 2009

GESTOS, MUECAS Y PANTOMIMAS


Dicen que los gestos son importantes en política. Mucho lo deben ser, a la vista de la profusión y cuidado con que son programados y utilizados. Se puede decir que no hay manifestación política que no prevea el gesto, formando parte de su puesta en escena y como elemento comunicador, haciéndolo punto de referencia mediático.

Todos los utilizan, gobierno y oposición, cada cual con sus propios fines. Recuérdese, por ejemplo, como gesto de trascendencia innegable, la reunión de Patxi López con los colectivos de víctimas de terrorismo tras su investidura; o la llegada en taxi de Miguel Ángel Revilla a la Moncloa, o el encuentro de Moratinos con Caruana en Gibraltar.

Como gesto hay que tomar el acompañamiento de Rita a Camps, bolso en mano y de la mano, al TSJ de Valencia para declarar sobre los regalos de El Bigotes. Haga lo que haga la Justicia, el gesto ha quedado impreso en nuestra retina.

Gestos son, cómo no, la colocación de primeras piedras, aunque todos sabemos que mejores gestos son la colocación de las últimas.

Como se ve, son tan diversos en la finalidad y el alcance con que cada uno se presenta que meterlos todos en un mismo saco con la etiqueta de “gestos” no parece apropiado. Más bien algunos parecen muecas – guiños o carantoñas – cuyo único fin es congraciarse con la clientela, y otros simplemente son pantomimas del esperpento continuo en el que se desenvuelve la política valenciana.

De todos, nos quedamos con el que nos lacera, intelectual y estéticamente, desde hace ya cinco años colgando de un balcón de la plaza Las Aulas. La pancarta “Agua para todos” fue un gesto populista y demagógico que abanderó la política electoralista del lloro permanente, del agravio contumaz, frente al gobierno de Madrid – cuando ya no era Aznar presidente – , mientras aquí se articulaba una red de clientelismo con el agua como fondo.

Ha estado permanentemente expuesta – excepto en los periodos electorales por imperativo legal -, convirtiéndose con el paso de los años en símbolo de poder. Ya no importa que el agua no sea un problema escatológico; no importa que la manipulada Plataforma del Agua se vaya diluyendo como azucarillo al tiempo que se han ido aireando los intereses de alguno de sus líderes, como los del presidente de los regantes de Villena, que van desde los inmobiliarios, a la promoción del golf o la venta de agua embotellada a Danone... No, ahora la pancarta es bandera, y estará ahí, descolorida y ajada, por pelotas, mientras don Carlos presida el balcón y la casa entera.

Sólo desaparecerá cuando, en el 2011, ceda el bastón de mando a Moliner, y entonces quizá lo veamos salir del Palacio de la Plaza de las Aulas vestido a lo romano con la pancarta como túnica.

sábado, 13 de junio de 2009

¡A LOS TOROS!


Con el señuelo de buscar trabajadores, algún avispado del PP, de los que mandan, dio con los teléfonos de 39 sudamericanos y, llegado el momento oportuno, fueron concitados.

Primero les dijeron que acudieran al paque Ribalta, que iban a ser contratados en alguna de las muchas obras que se realizan en la ciudad con los fondos del plan Zapatero. Y alli acudió el nutrido grupo de sudamericanos con sus familias ansiosos de tener un contrato, aunque fuese de seis meses, pues el paro está agujereando los bolsillos.

Sin embargo, el enlace, un señor de Burriana con muchas maneras y buenas dotes para el trato, les dijo que lo del contrato vendría después, pues debían ir a Valencia a la plaza de toros. Los sudamericanos, muy aficionados ellos a las corridas, a la capital se fueron, a ver la faena de unos diestros bien conocidos: Rajoy, Camps y Fabra, con sus respectivas cuadrillas y vestidos con trajes de luces de impecable hechura. Llenaron dos autobuses y participaron en el récord de asistencia que han proclamado en el PP.

Aunque los argumentos de los morlacos no fueron nada del otro jueves, la corrida fue divertida y los diestros (porque son de la derecha) fueron aclamados y salieron a hombros. Los ilusos sudamericanos, ilusionados, volvieron a casa creyendo que les esperaba a cada cual un flamante contrato.

No fue así y han tenido que esperar... hasta que esta persona de Burriana, pasadas las elecciones, les ha respondido que no le interesan sudamericanos, ni colombianos, ni moros, ni mucho menos negros; sólo necesitaban españoles para este trabajo.

Así de corridos se han quedado.

jueves, 21 de mayo de 2009

PIJOTERÍO CON MAYÚSCULAS


La semana que viene voy de boda. Me sentía muy ufano con mi traje de verano comprado para la ocasión en el centro de oportunidades de El Corte Inglés, un traje de marca a un buen precio.

Pero hoy me he enterado – ingenuo de mí – que en esto de los trajes, como en la mayoría de los objetos de consumo, hay dos dimensiones con sus correspondientes gamas: una para la gente corriente y otra para un pijoterío de lo más refinado y selecto, donde las calidades, exquisiteces y precios son irreconocibles.

He sabido que existen trajes a medida y personalizados, de marcas como Milano y Brioni, para auténticos sibaritas del vestir, llamados 'los ferrari', realizados según el método bespoke en los que el mismo maestro sastre cuida en su confección de cada detalle: paños inarrugables de altísima calidad, bocamangas con botonadura superpuesta, pantalones con trabillas italinas de doble pliegue, forros, solapas, chalecos... Trajes que cuestan entre los 3 000 y los 6 000 euros, el salario de medio año de un milieurista.

Lo que ese selecto pijotero – uno de los 500, dicen, que hay en España -, con su traje, sus zapatos, su reloj-joya y demás abalorios puede llevar encima como si tal cosa, al estilo de un maniquí de escaparate, en una recepción oficial, en un acto político de aclamación de masas, a la entrada o salida del juzgado, puede costear durante cuatro años ininterrumpidos el subsidio de desempleo de un trabajador en paro.

Y son tan abrumadoramente agraciados que algunas veces ni siquiera tienen que pagarlos, porque hay otros pijoteros que les quieren un huevo y se los regalan. Así de glamuroso puede llegar a ser el mundo pijoteril.

Lo curioso del asunto es que se van a presentar ante cuatro millones de parados y – aseguran – van a ganar las elecciones.

lunes, 18 de mayo de 2009

INCREÍBLE, PERO CIERTO


Madrid, dos días después del debate:

La conclusión de Rajoy tras el debate del Estado de la Nación fue tajante: yo he ganado, dijo; quienes han salido perdiendo son los cuatro millones de parados. Toda la cascada de propuestas que se pusieron sobre la mesa para atajar la lacra del desempleo son, para él y para el PP, inútiles, naderías, boletos de rifa, conejos sacados de la chistera y un montón de improperios más. El Partido Popular, que es quien de verdad se preocupa por los parados, tiene la auténtica solución del problema, pero ¡qué lástima!, no puede ponerla en práctica.

Valoración de los ciudadanos: tres cuartas partes de la población considera muy poco fiable al PP, que se acuerda del decretazo de Aznar y ve cómo los planes 'confianza' de personajes como Camps se van a gestionar 'con fianza' a poco que se descuide.

Castellón, tras nueve años de espera del aeropuerto. Provincia y ciudad donde el desempleo ha crecido desorbitadamente:

Para el PP y sus concejales mediáticos, Calles es el gestor del paro. Nada pueden hacer con este gobierno de Madrid que los tiene olvidados. Además, eso del empleo es cosa de otros. Aquí se trata de pedir el Ave y retrasar la Nacional, que es lo que da votos. Y, por otra parte, al presidente de la Diputación nadie le puede dar lecciones sobre cómo poner a trabajar a la gente, que él es el que más coloca de la provincia.

Para calibrar hasta dónde puede llegar esta lacerante falta de escrúpulos al utilizar el incremento del paro como arma electoral y sectaria, y lo poco que les preocupa en realidad, baste poner un solo ejemplo: la Escuela Taller del Ayuntamiento de Castellón, gestionada con subvenciones del Servicio Valenciano para el Empleo y la Formación, abrirá sus puertas dentro de unos meses, mientras que en otras localidades cercanas ya está funcionando. Más de 400 jóvenes, aspirantes a una formación básica que les permita obtener una primera ocupación remunerada, se están preguntando ansiosos si serán uno de los 20 elegidos. Son en su mayoría alumnos de 16 años de Secundaria que no tienen el graduado y, por tanto, jóvenes cuya única salida es la iniciación de una formación laboral. Sólo 20 alumnos para una ciudad como Castellón, un escaso 5% de la demanda. La otra pregunta es: ¿está garantizada la equidad en la selección o se utiliza con fines espurios?

domingo, 10 de mayo de 2009

POR LA BOCA VIVE EL PEZ


Y también muere, cuando la necesidad, la codicia, el atrevimiento asociado a la ignorancia o la desmesura le incita a engullir el cebo mortal. La boca, por la que respira, se alimenta y se comunica, es, en todo caso, un órgano vital. También lo es para el resto de los mortales y, cómo no, para la interacción social de las personas y los grupos.

En boca cerrada no entran moscas, dice el refranero; quien más habla, más yerra, aseguran también los que prefieren la callada por respuesta. Es cierto que el comedimiento verbal es preferible a las andanadas vociferantes, pero la comunicación es requisito ineludible de la convivencia.

Hay quien se encierra en un hermético silencio, sin escuchar a nadie salvo sus propios ruidos, sus propias verdades y sus propias falsedades, caminando hacia un autismo irreversible, creyéndose único depositario de unos valores irrenunciables que deben imponerlos a los demás, incluso por su bien. En política, estas actitudes son propias de gobiernos sustentados en mayorías absolutas, reacios a admitir voces discordantes, sin darse cuenta que la legitimidad democrática no es sinónimo de infalibilidad.

En 1991 el PP accedió a la alcaldía de Castellón con mayoría absoluta, la cual se ha ido manteniendo hasta la actualidad. Son casi 19 años de mayorías absolutas que han ido urdiendo una forma de hacer política que elude sistemáticamente el diálogo político, sustituyéndolo por la relación paternal y populista con los ciudadanos, a través de grupos interpuestos y redes de interés.

El PP sólo admite el aplauso complacido o el silencio sumiso. Le enoja la crítica de los discrepantes, a quienes no le reconocen la dignidad de tener voz propia, aunque sea equivocada. Tal es su soberbia, para enmascarar sus debilidades y carencias.

La sociedad de Castellón necesita de diálogo, que significa, en palabras de Claudio Magris, ponerse en tela de juicio; luchar por las ideas de uno, pero estando dispuesto, en principio, a dejarse convencer, si las tesis del adversario resultaran lógicamente más fundadas y humanamente más auténticas. Diálogo para el consenso en los temas que más preocupan a la ciudadanía, que en nuestra ciudad no son pocos.

Por eso suscribimos la petición de la oposición en el Ayuntamiento para llegar a un acuerdo sobre los temas cruciales, más allá de conveniencias partidistas, en estos momentos de graves dificultades en la gestión municipal y en el desarrollo económico de la ciudad.

martes, 5 de mayo de 2009

TRAM: FRACTURA Y DISCORDIA


La razón de ser, la finalidad primera de un trolebús, como cualquier otro medio de transporte colectivo, es la de facilitar y mejorar la comunicación; es la de acercar, la de unir a las personas. Si se trata de un proyecto de mayor envergadura, como el del TRAM, mayor énfasis debería ponerse en estos requisitos.

Por el contrario, el proyecto del trolebús guiado por Castellón se ha convertido ya en el proyecto de la discordia política, de la fractura social, del atropello cultural, conservacionista y patrimonial.

El Partido Popular en el gobierno de la ciudad y en el Consell debe tener muy poderosas razones para haberse embarcado en un proyecto que genera tanta repulsa, que les obliga a desoír informes de cualificados órganos consultivos y a vulnerar preceptos legales. ¿Qué intereses se esconden detrás de tal decisión? No se han explicitado, ni se incardinan en un proyecto de ciudad. Sería infantil que el empecinamiento fuera por oposición al proyecto de movilidad de los socialistas con el tranvía como opción; y resulta malpensado barruntar otro tipo de compromisos. El silencio de los gobernantes infunde todo tipo de temores.

Solamente tienen un único punto de apoyo: la mayoría absoluta que les ha otorgado una mayoría silenciosa que prefiere mirar hacia otro lado, callando y, al hacerlo, otorgando. Por el contrario, a la minoría que se opone a este desatino sólo le asiste la voz de la razón, de las razones jurídicas, culturales y preservadoras de un patrimonio cultural y natural que es uno de los pocos baluartes que ofrece la ciudad: el parque Ribalta, su entorno y el centro histórico.

Un trolebús atravesando la ciudad por el medio, desde el Grau hasta la UJI, partiendo en dos el centro histórico y el parque, atentando contra los valores patrimoniales, no se sostiene ni por razones de extrema necesidad de movilidad. Y hasta ahora hemos visto cuál es su nivel de utilización.

Por tanto, y para evitar una mayor degradación de la ciudad, modestamente exigimos:

1.La inmediata paralización de las obras.
2.La apertura de un proceso de información y análisis para concitar el máximo de consenso político y social.
3.La propuesta de un trazado alternativo para su estudio técnico y presupuestario.
4.El establecimiento de un calendario de ejecución acorde con el esfuerzo inversor.
5.El análisis conjunto con los ayuntamientos de los municipios colindantes para ofrecer fórmulas de ampliación que rentabilicen al máximo el dinero de todos.

sábado, 2 de mayo de 2009

LA EVOLUCIÓN DE LAS ESPECIES


2009 es el Año de Darwin, pues hace unas semanas se conmemoró el bicentenario del nacimiento de este sensacional científico y el 150 aniversario de la publicación de su obra emblemática, “El origen de las especies”. Su teoría de la evolución de las especies por selección natural es una de las teorías científicas más importantes de la historia.

Fue, en un principio, fuertemente cuestionada por las implicaciones religiosas que conllevaba y, después, ampliamante aceptada., aunque en la actualidad constantemente se presentan grupos ultrarreligiosos que la rechazan basándose únicamente en los textos bíblicos.

Desde el lado digámosle evolucionista, una de las modernas corrientes divergentes es la encabezada por Dawkins, el cual plantea otra manera de ver la evolución darwiniana, no tanto desde el punto de vista de las especies sino de los individuos y, en última instancia, de los genes, los cuales, de un modo egoísta, generan máquinas de supervivencia. Sinceramente, creo que Dawkins tiene razón y, como él mismo dice, si Darwin viviera también lo creería.

El dato lo podemos ver en esos individuos que se adaptan, modifican las formas de expresarse, de pensar y de actuar, que evolucionan, como máquinas de supervivencia, para medrar políticamente según el guión que más les conviene. Aunque actúan como miembros de un grupo, su acción se muestra siempre diferenciada. Según estas mismas teorías, su evolución va acompañada de un proceso de adecuación al entorno, utilizando tácticas de camuflaje para no delatar groseramente su verdadero pelaje. Sólo en determinados momentos de necesidad se presentan tal cual son mostrando su lado más instintivo.

Esos momentos de esplendor coinciden en los políticos del PP cuando se tocan ciertos temas, esos temas en los que hay que mojarse, como, por ejemplo, todo lo referente a la memoria histórica, a nuestro pasado reciente, a la dictadura franquista y al restablecimiento de la dignidad a una parte de la población. Entonces ya no valen carantoñas: al pan, pan y al vino, vino.

¿Quién hubiera podido decir hace unos pocos años que el concejal Vicent Sales o la concejala Marta Gallén iban a evolucionar hacia estos planteamientos filofranquistas como los que hemos podido observar en sus artículos? Quieren camuflarse con argumentos vacuos, como que no son temas que importan; que lo pasado, pasado está; que santa Rita, rita, rita, medallla que se da no se quita.... o con insultos a sus opositores.

¿O será que la evolución les viene por contagio? Siempres se ha dicho que el que va con un cojo, al año cojea y al siguiente se tambalea. Y en ese grupo los hay que no han evolucionado, que son así de toda la vida, pues en sus genes egoístas tienen marcado a fuego su santo y seña. (Al señor Mulet, de tanto repetir que Franco ha muerto, se le escapó una lagrimita...)

jueves, 30 de abril de 2009

LA QUIMERA DEL PEDAL


En Castellón de la Plana – ciudad plana donde las haya – el sueño de que la bici sea un medio habitual de desplazamiento para una buena parte de su población es, hoy por hoy, una quimera, por mucho plan biciCas y otras mandangas que nos quieran vender.
Es una quimera por dos razones: una, porque dista tanto de hacerse realidad que sigue siendo un imposible, un mero constructo utópico. Las bicis son sólo para el verano, cuando estamos de vacaciones y lejos de la ciudad.
La otra razón es porque quienes deciden qué hacer para conseguir tan apreciado objetivo parece que están afectados de quimerismo, ese extraño trastorno genético que se manifiesta como si dos personas diferentes actuaran en una misma corporeidad, con distintos ADNs . Las actuaciones coherentes se mezclan armoniosamente con chapuzas monumentales.
A los hechos nos remitimos. Es cierto que los nuevos bulevares y rondas se ejecutan con una planificación adecuada, incluyendo el carril bici para uso de peatones y bicicletas debidamente diferenciado. Pero como están situados en los extrarradios y no se conectan con carriles urbanos su uso para el desplazamiento diario es prácticamente nulo.
¿Qué sucede en el caso urbano? Superada la sublime ocurrencia de la 'raya-bici', es decir, echados a la basura unos cuantos miles de euros, se pasó a otro plan – llamémosle estrambote – consistente en pintar una bicicleta blanca en los semáforos. De un plumazo el diseñador quimérico convirtió todas las calles de la ciudad en viales de doble uso, para vehículos a motor y para los no motorizados, con la particularidad de que en las paradas semafóricas estos últimos tienen preferencia. Aún no hemos visto a ningún ciclista ejercer tal derecho. ¿Por qué será?
En cuento al programa estrella del biciCas hemos de decir que es un buen intento, pero se queda en nada si sólo se trata de una actuación aislada, pensada más como reclamo publicitario (recuérdese aquella foto de los concejales en bici por la plaza Mayor) que como un apéndice de un plan estructurado y de mayor calado, lo que significa establecer una red de viales de uso preferente o con carril diferenciado, zonas de aparcamiento de bicis seguras, fundamentalmente en los centros educativos, y un programa de divulgación y de incentivación, con atención especial a los jóvenes estudiantes. En fin, una quimera.
Por eso la estadística de su uso es tan pobre: una utilización media diaria del 60% de las 196 bicicletas puestas teóricamente en servicio para una población de 180 000 habitantes, es decir, una bicicleta por cada 1500, o lo que es lo mismo, una bicicleta por kilómetro cuadrado. Como una especie en peligro de extinción.

martes, 28 de abril de 2009

EDUCACIÓN: PUNTO Y SEGUIDO


Si en algo se recordará al gobierno de Camps en su paso por la Generalitat será por dos temas: su implicación en la trama de corrupción del caso Gürtel y por la grave situación en la que ha colocado al sistema educativo.

Puede ser que algunos pongan el acento en otras cuestiones: su deslealtad a la hora de aplicar la ley de dependencia, el fiasco de su particular guerra del agua, su apuesta por los grandes fastos y eventos... Uno de los pocos logros conseguidos, la reforma consensuada del Estatut, pasará penosamente inadvertido.
Pero el caso de la educación es particularmente doloroso. Ha sido capaz, en estos trece años de gobierno, siendo él mismo directamente responsable como conseller, seguido de González Pons y del actual e inefable Font de Mora, de situarnos a la cola de España en los índices de fracaso escolar, con tasas que superan el 40% del alumnado.
Sin duda, el fracaso escolar es el principal escollo del sistema educativo de nuestro país y una de las causas de las graves dificultades que aquejan a nuestro sistema laboral, falto de trabajadores cualificados. Aquí, en nuestra Comunidad, el problema se multiplica y el gobierno de Camps mira para otro lado y trata de rehuir de su responsabilidad apuntando, como siempre, a Madrid.
El porcentaje de fracaso escolar, aumentando curso tras curso, es, por otra parte, un revelador índice del mal funcionamiento del sistema, cuyas principales carencias se recogen en el manifiesto de la Plataforma por la Enseñanza Pública, mientras el gobierno valenciano aumenta y abre nuevas vías de financiación de la enseñanza privada.
Hoy el sistema educativo valenciano está de huelga y, ante todo, clama por que ruede la cabeza de su responsable, que ya debía haber dimitido hace mucho tiempo, entre otras cosas, por su ineficacia, su arrogancia y sus alucinantes ocurrencias. No dimitirá ni le cesarán, y hoy, para la educación valenciana será otro punto y seguido.
Con Xipell, nos adherimos a la huelga.

lunes, 27 de abril de 2009

UN POCO DE RESPETO, POR FAVOR


A todo el mundo le asiste el derecho de que su reputación no sea mancillada con calumnias, injurias o insultos. El derecho al honor está amparado en la Constitución y regulado en el Código Penal, y vale tanto para Agamenón como para su porquero.

El caso que planteamos, aunque se mueve en esta misma órbita, es un tanto diferente. Nos referimos al trato positivo, al respeto. Hay personas públicas que, por la función de alta representación que ostentan o han ostentado, merecen una cierta consideración, un trato de respeto.

En algunos casos, como la familia real – no sé hasta qué grado de parentesco – está regulado por la ley, pudiendo ser sancionadas acciones consideradas no respetuosas, es decir, escandalosas o vejatorias, no para la persona en concreto, sino para la institución que representan. La revista 'El jueves' sabe algo de esto.

En otros casos, como el de los expresidentes de gobierno, parece que existe un código no escrito que obliga a mantener un punto de miramiento a la hora de valorar sus acciones pasadas, como si el juicio electoral tenga el peso suficiente para eximir de mayores críticas. Incluso, se palpa un cierto aire condescendiente que se torna más favorable conforme pasan los años. También es verdad que en casi todos los casos estas personas han tenido el cuidado de saber permanecer en un plano difuso, alejados del escena política diaria, como encaramados en un estrado superior.

En cuanto a los presidentes en ejercicio la cuestión no está tan clara, aunque parece que esta consideración se agudiza cuando la posible afrenta es lanzada por un extranjero. En ese momento el presidente lo es más de todos, y nos convertimos, alícuotamente, en receptores del agravio.

Aunque siempre hay excepciones, y vamos a destacar dos: una referida a Zapatero y otra al expresidente Aznar.

En el caso de Zapatero y la apostilla de Sarkozy, la respuesta de González Pons tuvo toda la carga cínica que permitía el breve comentario: 'No me alegro de que un presidente extranjero se burle del presidente de nuestro país, aunque puede que tenga razón'. Ni tenía razón, ni se trataba de una burla del francés. Tiempo tendremos estos días de su visita por nuestro país para que quede meridianamente claro.

En el caso de Aznar nos permitimos reproducir la fotografía que aparecía en el periódico Mediterráneo del 17 de abril, ilustrando una de las muchas declaraciones que realiza de cuando en cuando. Sinceramente, esta imagen, totalmente gratuita, no ayuda a que el expresidente se revista del aura que como exmandatario le corresponde, aunque él podría poner algo más de su parte, dejándose aconsejar por sus asesores de la Faes.

Con todo, al señor Esteban y al periódico debemos exigirles un poco más de respeto.

viernes, 24 de abril de 2009

NADIE ES PERFECTO


- Te quiero un huevo...
- Yo también te quiero mucho...
- Será por mucho tiempo...
- Para siempre. ¡Mmmmmuá!
- ¡Oye, que llevo bigotes!
- Bueno, nadie es perfecto.

Hasta aquí el diálogo quasi cinematográfico de dos tórtolos enamorados: uno, a lo Jack Lemmon travestido, con bigotes o no, y el otro, de Joe E. Brown, trajeado de millonario. Y concluiría de esta manera semijocosa y en el tono menor que queremos darle a este blog ni no fuera porque los protagonistas de la primera mitad del diálogo son dos personas públicas bien conocidas por los valencianos: “El Bigotes” y Camps – aunque éste, lógicamente, está en su derecho de negarlo.

Tristemente, forma parte de un capítulo más del entramado de corrupción que está siendo investigado por el Tribunal Superior de Justicia, una prueba policial formalmente obtenida bajo autorización judicial.

Y este señor que le ofrece amor eterno al señor Pérez Alonso, amigo de Villalonga y Agag, gerente de Orange Market, es nada menos que el Presidente de todos los valencianos, el que nos representa, que está negociando nuestro modelo de financiación y que tiene una gran parte de responsabilidad para sacarnos de la crisis.

Algo parecido al Presidente de la Diputación, que alardea públicamente de saber mejor que nadie cómo se tiene que utilizar el poder institucional torticeramente, ilegalmente, para perpetuarse en él.

Si la justicia no impide que estos dos señores se presenten a las próximas elecciones y la sociedad valenciana y de Castellón no los separa del poder y de la vida pública, deberemos admitir que nuestra democracia tiene una enfermedad que no puede curarse con la única medicina que conoce: la voluntad libre del voto.

martes, 21 de abril de 2009

DÍGASELO CON UN LIBRO


Llega, con el 23 de abril, la fiesta del libro, otra conmemoración más de este mes salpicado de citas. Fiesta de la lectura, de la literatura, de la cultura. Fiesta, también, para pararnos a pensar porqué nuestros jóvenes fracasan en la comprensión y en la elaboración de textos, elementos sustantivos del aprendizaje. También, al hilo de esta evidencia, denunciar lo poco que parece que le importa a la administración educativa de la Generalitat.

Con la fiesta del libro, que es también la de Sant Jordi, algunos regalan rosas, otros regalan libros. En Castilla, recordando la sublevación de los comuneros contra el despotismo centralista, en este día de Villalar regalan sólo mítines y manifiestos.

Nosotros nos decantamos por los libros. Libros escogidos que delantan al que regala si se lo acierta al obsequiado. Pero como no nos queremos delatar, vamos a señalar a cada una de las personas señaladas aquel libro que no le regalaríamos, aunque nos lo pidiese.

Al señor Camps el libro ungido con el índice inquisitorial que nunca le recomendaríamos se titula Cuentos de Hadas, de los hermanos Grimm, porque pasando hojas llegaría al legendario “El sastrecillo valiente”, aquel que supo con maña y astucia deshacerse de feroces gigantes.

El señor Font de Mora tiene por nuestra parte prohibido acercarse al gran éxito de Stevenson “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hide”. Esos psicodélicos desdoblamientos de la personalidad, esas alucinógenas propuestas del inglés y del chino pueden resultar catastróficas en una persona de tan arraigadas vivencias.

Nuestro superconcejal Moliner tiene encerrado a cal y canto aquel libro del Conde Lucanor que narraba el cuento de “El rey desnudo”, por las razones que apuntábamos en un anterior spot y que continuan vigentes: a estas alturas él es el único que cree que va vestido.

Al señor alcalde nunca le regalaremos la novela policíaca de Kellerman titulada “Desaparecido”, pues puede pensar que, aunque es una novela de mucha acción, como la que él tiene entre Castellón y Valencia, estamos dicéndole con segundas que no está ni aquí ni allá.

Pueden adivinar fácilmente el libro que no le podemos mentar a don Carlos, y quizá no se equivoquen si piensan que su autor es el italiano Puzzo. Pero va a ser inútil, porque don Carlos no lee ni ése, ni ninguno, que a él no le va la literatura, que eso es para personas ociosas y él tiene mucho trasiego por delante. Así que no vamos a restringírselo, no sea, por otra parte, que le dé por leerlo y aprenda lo que aún no sabe de ese negocio.

domingo, 19 de abril de 2009

QUAN EL MAL JA NO VÉ D'ALMANSA


Fa prou de temps que Almansa, i el seu significat profund per als que la pèrdua dels furs va ser sinònim de pèrdua d'identitat col·lectiva, no és més que una llunyana referència històrica. La recuperació de l'autonomia va tancar el parèntesi obert, precisament, quan l'absolutista Felip V ens els va arrabassar en aquella cruenta batalla en terres manxegues.

No obstant, els que aspiràvem a una miqueta més que un mer trasbals de poder, els que enteníem que autonomia significava sobretot acostar les decisions polítiques als ciutadans, hem vist com, des que la dreta va prendre el poder valencià, amb Zaplana al cap, l'injuriat centralisme de Madrid s'ha substituït per un més ranci encara centralisme de València.

En política educativa, sense anar més lluny, podíem sentir més pròximes les decisions de govern des de les antigues delegacions provincials i, el que és més important, ens sentíem més segurs que es prenien amb subjecció a la legalitat, ens agradara o no.

En educació, la figura del borbó Felip V s'ha transmutat en un conseller que, a banda la seua concepció ideològica que aplica sense miraments, ha sigut capaç de fer-nos pensar que els foscos temps de l'ordene i mane, de la imposició, de la repressió, dels grisos i de la falta de llibertats estan retornant.

Els professors i les professores del Ribalta es van convertir per moments en subjectes incontrolats als què s'hauria de desallotjar per la força si gosaven exercir el seu dret de manifestació en el seu propi centre. El director de l'institut La Noria de Monforte del Cid està amenaçat d'inhabilitació per no retirar un pasquí que demana la dimissió d'este conseller.

El mal, com veiem, ja no ve d'Almansa, sinó de més prop. I no és només per estos gestos repressius, sinò pel tractament que està panint l'educació. Per això en estes dates pròximes al 25 d'abril en alguns instituts han proliferat imatges com esta, en solidaritat pel director amenaçat i en defensa d'una educació pública de qualitat.

Des de 'Tertulians de la Mar' t'invitem a sumar-te a este acte de rebel·lia aportant un comentari a este post, que enviarem a l'IES de Monforte el dia 28 d'abril, jornada de vaga en l'educació.

jueves, 26 de marzo de 2009

SHI WÜ JÙ XI


El 28 de abril la comunidad educativa, padres, profesores y alumnos, está llamada a realizar un paro general en el sistema educativo valenciano. Los colectivos que integran la Plataforma por la Enseñanza Pública, sindicatos y asociaciones de padres, así lo han decidido a la vista del fracaso estrepitoso del proceso “negociador” que se abrió tras las movilizaciones de diciembre.

Entonces, Font de Mora se puso el traje conciliador (¿he dicho traje?) y admitió una agenda de reuniones para estudiar el paquete de contenidos que llevaron a todos los colectivos a la gran manifestación de Valencia, con la bochornosa implantación de la asignatura EpC en inglés como guinda del infumable pastel en que el PP ha convertido la educación. Cualquier análisis llevaba a la misma conclusión: se trataba únicamente de una táctica dilatoria que consiguió frenar la huelga del 15D, sin ninguna intención de resolver lo que para la Conselleria no era ningún problema. Todo lo contrario, estaban y están, cada día más, encantados con su gestión.

De los 13 puntos de la plataforma, los más significativos y de peor pelaje ni siquiera se han planteado: no se deroga la Orden de EpC; no van a cesar los inspectores digitales ni se va a modificar sustancialmente el sistema de provisión; no se va a cambiar el decreto de admisión de alumnos ni mucho menos se va a garantizar el reparto equilibrado; no se plantea ningún compromiso con los programas de refuerzo ni para rediseñar los programas destinados a atajar el abandono y el gran fracaso escolar; no hay nuevo mapa escolar y continuarán los barracones; no hay compromiso para generalizar el inglés en Infantil; no hay ningún indicio de creación de aulas de 0-3 años; no se sabe nada de plantillas...

Todo, o casi todo, sigue igual, y mientras unos se movilizan el señor conseller, en plan torero, se permite el lujazo de presentarse ante los empresarios chinos para anunciarles algo extraordinariamente importante: los niños y niñas valencianos van a poder comunicarse de tú a tú y en un plis plas con todo el planeta, pues su sistema plurilingüe va a unir la EpC en inglés en los primeros niveles con el chino como optativa en años posteriores.

Los chinos, a tales comportamientos lo llaman shì wū jù xì, y nosotros algo así como estar en la inopia. También me han dicho que tal propuesta es un duō duō guài shì, o sea, un enorme absurdo, otro más en esta corte de los milagros.

martes, 24 de marzo de 2009

CUESTIÓN DE DIGNIDAD


Sé que es un error de bulto entrar al trapo de la polémica sobre la campaña que los obispos han lanzado en contra de la modificación de la actual ley que norma el derecho al aborto para ajustarla a las regulaciones que se aplican en la inmensa mayoría de los países europeos, siguiendo los principios auspiciados por el Consejo de Europa.

Sé que es un error que contribuye únicamente a exaltar los ánimos en quienes no admiten reflexiones racionales, pues sus premisas se apoyan en actos de fe. La campaña no se presenta para abrir un debate, sino para exacerbar a una población católica que, no sé si también por efecto de la crisis, estaba un poco adormilada.

El momento es propicio: tiempo de primavera, tiempo de pasión y procesiones, con la declaración de la renta a la vuelta de la esquina. Y después del varapalo de la educación para la ciudadanía, éste es un buen filón.

No quiere ello decir que los que no se mueven por exaltaciones fundamentalistas no tengan razones de fondo para mejorar y adaptar la ley vigente, después de más de 20 años de aplicación. Razones de fondo y argumentos contra la forma en que ha presentado esta campaña.

Por no extendernos en las primeras, vamos con una que puede ilustrar una gran incoherencia formal: la imagen que presenta. Si se exige la protección de los cigotos aduciendo que ya tienen dignidad, ¿no tendrá mucha más un niño de algunos meses gateando? ¿Dónde queda la dignidad del que aparece en la foto publicitaria? ¿Qué dicen al respecto sus padres?

Es indudable que el concepto de dignidad humana, tan revestido de connotaciones afectivas, es sumamente impreciso y forma parte del discurso irracional. Pero, con todo, creo que hubiera sido más coherente difuminar la cara del niño gateador o sustituirla (con perdón) por la de Martínez Camino.

Mi padre, muy laico él, me decía que las cuestiones del fervor religioso hay que dejarlas secar poco a poco, pues, como las heridas mal cicatrizadas, cuanto más las rascas más te pican. Pero, una vez más, no he seguido su consejo.

jueves, 19 de marzo de 2009

FESTES APOLÍTIQUES


Com a borradura primaveral d'una al•lèrgia crònica que patix la nostra societat, no hi ha període magdalener que no hàgem de sentir allò de la malèvola politització de les festes. Els que així es manifesten són sempre els mateixos: uns, els representants polítics de la dreta, des dels seus càrrecs públics o com a portaveus del partit; altres, que es declaren a si mateixos apolítics, són representants de col•lectius col•locats per eixa mateixa dreta, manejant-se les seues xarxes socials de cooptació.

Què significa, per a ells, polititzar les festes? Que ningú emeta públicament juís de valor contra els representants polítics, si són els seus. En el parèntesi de la festa, qual bambolla asèptica i atemporal, no cap la crítica; tot és fingit somriure i dissimulada cortesia. Però, no ens enganyem, els mateixos que ara clamen la seua apoliticitat són els que increpen a l'uníson i desaforadament als ministres quan vénen a Castelló, siguen festes o no.

No és polititzar les festes utilitzar-les per les pròpies autoritats municipals com a pretexte de la baralla política, o per a aclamar impúdicament als assenyalats per la justícia. No ho és utilitzar el paratge de la Magdalena com a excusa per a la confrontació partidista: uns presentant un recurs; altres, amb menys pudor si és possible, incitant la col•locació durant les festes de crespons negres en els balcons, com a lament anticipat per la mort imaginada del paratge. No ho és utilitzar un acte de col•locació de la primera pedra d'un projecte fester que ni se sap quan començarà, just dies abans del pregó, incloent l'estudiat repertori vergonyoses lloes, qual arravataments de passió, cap a Fabra i Camps, lluint un d'eixos ajustats trages, pel president de la Junta de Festes.

El senyor Carlos Fabra no polititza les festes. Ja es cuida el dia d'abans de retirar de la plaça de Les Aules la famosa pancarta per a tornar-la a col•locar al dilluns següent. Així de cínic és el seu comportament 'apolític' durant les festes.

miércoles, 11 de marzo de 2009

SÍNDROMES, PRINCIPIOS Y LEYES


A la complejidad que caracteriza nuestras sociedades postindustriales se une un desmesurado afán racionalizador de los comportamientos individuales y colectivos, de las relaciones afectivas, las laborales, las académicas e institucionales, las públicas y las privadas. Y esta racionalización se materializa en la nominalización de las conductas y estados psicosomáticos y en el análisis de sus causas, sus manifestaciones y sus efectos. Nada se escapa a esa necesidad escrutadora que necesita poner nombre y apellidos a todos nuestros actos, sueños y sentimientos.

Así, han surgido multitud de principios, leyes, postulados y síndromes que pretenden explicarlo todo. Sabemos de principios morales, éticos, tributarios, administrativos, procesales y organizativos, entre otros, para normar nuestras relaciones vitales. Nos hablan de leyes, como la de Tylczak, la de Chishom o la de Pudder que tratan de aleccionarnos sobre ciertos comportamientos. Y cada día aparecen nuevos síndromes, desde la medicina, la psicología y la psiquiatría, para definir estados y actitudes personales: el de Estocolmo, el de Vietnam, el postvacacional, el premagdalenero o, incluso, el síndrome del que no tiene ninguno, que ya es decir.

Aún con todo este bagaje de recursos cognitivos, se nos hace difícil racionalizar lo que pasa en el Ayuntamiento de Castellón, ciertos comportamientos individuales y algunas formas relacionales con que se mueven sus estructuras. Y así, hemos dado con un principio, una ley y un síndrome que nos lo puede aclarar:

El principio de Peter, según el cual, en una jerarquía todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia. No vemos otra explicación cuando observamos cómo se manifiestan algunas de las personas en cuyas manos se mueven los intereses de todos los ciudadanos, de dónde han salido y cuál ha sido su meteórica carrera.

La pesimista ley de Murphy, que postula que si algo puede salir mal, saldrá mal. Ésta explicaría los continuos reveses jurídicos a los que está sometida la actividad municipal... y los que se esperan.

Y el síndrome de Münchausen, enfermedad psiquiátrica que se caracteriza por inventarse y fingir dolencias que llevan al individuo a estar continuamente quejándose, para ser tratado como enfermo. Tal síndrome daría nombre a ese patológico estado de nuestros gobernantes locales cuyo único afán es quejarse del gobierno de Madrid, cual mal de Almansa. Las quejan arrecian según la conveniencia del imaginario enfermo, como el reciente recurso sobre la variante de la N-340 en vísperas de las fiestas magdaleneras.

viernes, 6 de marzo de 2009

EL REY DESNUDO


El rey se paseaba impúdicamente desnudo mientras sus vasallos – que para eso eran 'sus' vasallos – y él mismo, admiraban el primor y buena hechura de su especialísimo traje hecho con tal paño que sólo podían verlo aquellos que estuvieran seguros de ser hijos de su padre. El paño lo habían fabricado unos pícaros que supieron ofrecer al rey tamaño engaño y que él aceptó, porque veía en tal alarde un claro beneficio: saber, efectivamente, quién era quién en cuanto a padre se refiere.

Todos, creyendo perder la honra a ojos de los demás, permanecían callados en su presencia sin atreverse a descubrir su secreto. Hasta que un humilde paria, sin prejuicio alguno, le dijo las verdades del barquero, lo cual animó a otros, y así, perdiendo el miedo, se decubrió la farsa.

De esta manera narraba Petronio este cuento al Conde Lucanor en el clásico libro del Infante don Juan Manuel para aconsejarle como moraleja en quién debía confiar y en quién no.

El cuento viene a cuento con lo que está pasando en Castellón a propósito del traje a medida que hizo el PP con el PGOU y la sentencia de anulación que sobre él ha dictado el Tribunal Supremo.
El señor Moliner, a sabiendas o no, se pasea por el Consell de Participación Ciudadana más desnudo de verdades que el propio rey en cueros, predicando las bondades del traje. Tal es su empecinamiento que, dice, va a seguir llevándolo majestuosamente. Su vanidad se lo exigía.

Sus vasallos del Consejo, que son muchos y bien colocados, aplauden su desnudez, pues no se atreven a decirle lo que todo el mundo ve: que va en bolas, que el traje es de mentira, que el plan está anulado, que debe dejarse de engaños y ponerse el traje de faena.

Solamente una voz, humilde pero firme, sin nada que perder, la de la joven concejala Sofía, fue capaz de mentarle aquello de “o yo estoy ciega o usted va desnudo” que dice el cuento.

Esperemos, como en el cuento, que poco a poco se vaya descubriendo la verdad, a ver si el señor Moliner se da cuenta que con el engaño, al final, sólo se engaña a sí mismo.

martes, 3 de marzo de 2009

YO NO HE SIDO


Cualquier seguidor de Los Simpson habrá reconocido esta frase que Bart pronunciaba ante cualquier desaguisado familiar o travesura en el colegio. Bart llegó a hacerse famoso en el show de Krusty repitiéndola una y otra vez ante un público entregado. Esa era la genialidad de la serie, pues su creador, Matt Groening, supo hacer de una comedia de situación una sátira en la que todos los tópicos y modelos de comportamiento estaban presentes, en una ácida crítica de la sociedad americana.

El 'yo no he sido' de los niños, como expresión de negación de la responsabilidad, forma parte del personaje que representa Bart, preadolescente problemático, rebelde, irrespetuoso y con pocas aspiraciones. A la vez, el éxito de la serie ha creado estereotipos y neologismos en el lenguaje popular, de tal modo que las muletillas se han colado entre nosotros y forman parte de nuestra cotidianeidad.

Tal ha sido esta impregnación que ha llegado a nuestras puertas y se ha constituido en saludo, santo y seña de los militantes del PP de Castellón. 'Yo no he sido', te dicen nada más acercarte. 'Yo no he sido', se dicen unos a otros mientras ven con estupor cómo se resquebraja el código de silencio al que están sometidos.

Los comportamientos se repiten, los modelos se imitan. ¿Quién sabe si no hay más grabaciones comprometedoras?

La deslealtad en una organización política, en un partido, es altamente reprobable. En el caso del espionaje de Madrid, utilizado para desprestigiar al compañero de la facción enfrentada, mientras le sonríen a la cara dándole palmaditas, es un signo de descomposición política, a la vez que un atentado a los derechos individuales.

Sin embargo, en el caso de Castellón, donde se ponen en evidencia y se publicitan prácticas corruptas que todos sospechamos, su valoración ética debe ser matizada. Algo se mueve en el PP, que está harto de tanta mordaza, que sabe que la deriva de actitudes caciquiles de camarilla les llevará tarde o temprano al abismo como partido.

Ha tenido coraje quien ha dado este primer paso. Si me preguntan, ya saben la respuesta: Yo no he sido.

domingo, 1 de marzo de 2009

BOCINAZO


Jugando con el absurdo y el esperpento, los hermanos Marx lograban mantener un endiablado ritmo en la acción haciendo que Harpo, el mudo, en ciertos momentos y sin venir a cuento entrara en escena e hiciera sonar su estruendosa bocina.

Este bocinazo paranoico sólo es posible imaginarlo de la mano de estos genios de la comedia, y cualquier imitación puede resultar infantil e incluso mema.

Nuestro inefable conseller Font de Mora, que quiere a toda costa pasar a los anales de la historia de la educación – y a fe mía que lo va a conseguir -, se ha puesto una carnavalesca peluca rizada y ha soltado su particular bocinazo, con el fin de distraer la atención del personal, a ver si se olvida, aunque sea momentáneamente, de las embestidas judiciales por las que está pasando el PP valenciano, con Camps a la cabeza, con motivo de la investigación de la trama de corrupción política.

Lo cierto es que el personal, cual espectador en un circo de tres pistas, no sabe dónde mirar: si a Madrid, a Valencia o a Castellón, que en todas hay espectáculo, para que venga este imitador marxiano (que me perdone, pero no lo he podido evitar) diciéndonos que después de la movida de Educación para la Ciudadanía en inglés ahora le toca el turno al chino mandarín como asignatura optativa.

La gente no le ha hecho ni caso, pero - ¡cuidado! - es muy posible que el año próximo veamos por los centros (públicos, se entienede) a alguien que por un euro nos quiera vender algún curso.

sábado, 28 de febrero de 2009

LA CALLES ES MÍA, LA CULTURA SOY YO


La primera frase hay que atribuirsela a Fraga; la segunda, bien podría ponerse en boca del señor Mulet, concejal de cultura. Ambas cobran todo su sentido cuando se pronuncian bajo regímenes totalitarios, porque precisamente la calle y la cultura son ámbitos genuinamente democráticos.

Los objetos culturales que se manifiestan en los espacios públicos, en calles y plazas, adquieren toda su verdadera dimensión de vertebración social, y por eso han sido a menudo utilizados con la finalidad expresa de consolidar y reproducir la ideología dominante. Plagadas están las ciudades de medio mundo de obras de arte que, más allá de embellecer el espacio urbano, han sido expuestas como expresión permanente del régimen imperante.

Tampoco las democracias están exentas de la manipulación del arte en beneficio de una causa partidista o como un ejercicio más de clientelismo político. El mecenazgo y el arte van tan de la mano que es muy fácil sucumbir a esta tentación, y es muy fácil también encontrar argumentos para justificarla.

En nuestra ciudad, tan necesitada de un proyecto cultural de ciudad, que sea algo más que una suma de eventos selectos, y que implique a toda la ciudadanía como proyecto colectivo, estamos asistiendo a una de estas prácticas que comentamos, pero revestidas de características singulares: más que la pretensión del beneficio político o del clientelismo (aunque no sabemos si se ha renunciado a ella), lo que aquí se sugiere es un ejercicio de egocentrismo del poder, encarnado en el señor Mulet, que se cree único poseedor de la capacidad de decidir qué obras de arte deben contemplar los ciudadanos, porque la cultura es él, y coloca las obras culturales en el lugar o calle que quiere, porque también es suya.

Pretende decorar la calle como si fuera su casa, porque a lo mejor decora su casa como si fuera la calle.

¡Pobres artistas, que en estos tiempos de crisis están aún más expuestos a las veleidades del presupuesto público!

CURSO ACELERADO DE SEMÁNTICA POLÍTICA (3)


En esta nueva edición son tres los términos que atraen nuestra atención, recién cosechados de la vorágine que nos inunda.

“Colocar”. Debería preguntarse al aún no dimitido presidente de la Diputación lo que verdaderamente significa para él este vocablo, ya que ha tenido la desfachatez de alardear de haber colocado a ni-se-sabe la gente. Coloca – dice – a escolares en centros concertados ordenando a Baila que prevarique. Coloca a auxiliares, secretarias, peones, chóferes, recepcionistas, acompañantes, ordenanzas, enfermeros, sanitarios, conserjes, agentes, administrativos, subalternos, ayudantes, personal de toda índole, con la única condición de amarrar el voto, de él, de ella, del novio, de sus padres y de sus abuelos. Amañar oposiciones, ordenar el nombramiento de cargos directivos de la administración, enchufar a asesores... es todo un compendio de actividades en que se desglosa, sin ningún pudor, este vocablo. Todas ellas tienen en común estas tres características: se realizan con un desprecio absoluto de la legalidad; se utilizan con la única pretensión de perpetuarse en el poder, y se ejecutan bajo la dirección de una sola persona, la cual controla la red de colocación.

“La que está cayendo”. ¿Dónde? Per tot arreu. Parece que no se salva nada ni nadie, y eso que vivimos en un mundo feliz. Aunque no sabemos muy bien por qué, ni cómo, pero la que está cayendo, y cada cual se lo aplica a su particular historia.
La que está cayendo con la crisis económica, con el aumento del paro y con el endeudamiento de las familias. La que está cayendo en la educación, con el chino como optativa y Font de Mora sin cesar. La que está cayendo en Castellón, con el urbanismo por los aires. La que está cayendo en el PP, cuya red de espías ha llegado a Castellón, y con un plantel de señalados que aumenta día a día.

“Paripé”. Es sinónimo, en la acepción que nos interesa, de lo que se conoce por “hacer un traje a medida”. Forma parte de esas prácticas administrativas, que algunos califican de 'ingeniería' y otros de simple chapuza, cuyo objetivo es adjudicar contratos a amigos vulnerando las normas, pero de tal manera que el proceso se revista de la suficiente apariencia legal para que pase desapercibido.
Un ejemplo reciente de 'paripé' es el que parece que montó la empresa pública de la Generalitat, Vaersa, para adjudicar, mediante un procedimiento negociado y sin publicidad, una campaña de publicidad de más de 138.000 euros a Orange Market, empresa que se encuentra en el cogollo de la trama de corrupción investigada por la Audiencia Nacional. Se ha descubierto que las empresas invitadas al paripé de concurso tenían el mismo administrador, es decir, eran la misma.

Suspendemos momentáneamente este curso porque la actualidad nos obliga a centrarnos en otros temas. Mientras, estaremos atentos para ir recogiendo lo que se vaya depositando al ritmo de las mareas.

miércoles, 25 de febrero de 2009

CURSO ACELERADO DE SEMÁNTICA POLÍTICA (2)


Seguimos con nuestro particular curso, ofreciendo en esta entrega estos nuevos vocablos:

“Mojarse”. Se trata de una actitud poco habitual de los políticos, que prefieren nadar entre dos aguas, no comprometerse o salir por los cerros de Úbeda ante cualquier cuestión conflictiva. En cualquier declaración ante los medios, suele ser requerido para obtener un titular, con la resistencia del entrevistado. No obstante, al final y si mucho se insiste, puede utilizarse como un recurso para quedar airoso, diciendo aquello de: “si hay que mojarse, me mojo”. Entonces el político “se moja” proclamando, si puede, lo mismo que ya había dicho, pero más enfáticamente y con otras palabras.
Un ejemplo reciente de tal comportamiento fueron unas declaraciones de Rajoy que sirvieron de titular de prensa: ”Rajoy no se moja sobre posibles dimisiones en el PP: "Depende de quién y por qué se les acuse"

No hay que confundir este reflexivo con el infinitivo “mojar”, cuyo significado tiene que ver con la recepción bajo mano de porcentajes, regalos, vestuario o cualquier beneficio ilícito asociado a la corrupción de las prácticas políticas.

“Obsceno”. Calificativo de amplio espectro, que demuestra las dos varas de medir de quien más lo utiliza cuando se refiere a acciones de los oponentes políticos. Era obsceno – así lo repitió la Secretaria General del PP - que el ministro no dimitiera por participar en una montería de jueces y fiscales, pero no lo es permitir que en su partido abunden las cacerías, tanto de los adversarios a base de redes de espías, como las derivadas de la corrupción, parando el cazo. En todo caso el calificativo debe dejarse al juicio de terceros para responder a la pregunta: ¿Es obsceno que Fabra siga siendo el presidente de la Diputación?

“Poner la mano en el fuego”. Para no quemarse, se entiende. Es un gesto de confianza extrema en el compañero/a de filas, acosado por fundadas sospechas de actividades poco lícitas o por imputaciones judiciales en toda regla. Fabra pone la mano en el fuego por Camps; Rajoy no la pone por Esperanza, ni por nadie a estas alturas. Se trata, en definitiva, de una frase retórica de muy poco valor, y que iguala al que pone la mano con el ungido.

Próxima entrega:
“La que está cayendo”
“Paripé”
“Pirula”

lunes, 23 de febrero de 2009

CURSO ACELERADO DE SEMÁNTICA POLÍTICA (1)


La lengua es algo vivo, dicen los lingüistas; crece y se transforma adaptándose a los aconteceres del espacio donde se desenvuelve, sirviendo de vehículo y soporte de las nuevas realidades.

En ocasiones, los movimientos culturales y los avances tecnológicos han sido los referentes de estos cambios; en otras, son los medios de comunicación y la actualidad política y social los acuñadores de la regeneración.

Los acontecimientos políticos de estas últimas semanas han sido tan tumultuosos que, cual mar embravecido, han arrojado a la costa residuos en forma de términos y frases que nos hablan de batallas, quizá de naufragios. Algunos son nuevos; otros son viejos vocablos que resurgen ampliando el campo semántico inicial.

Sirva también, humildemente, este blog de 'Tertulians' para poner al día nuestro vocabulario, con una sección que iniciamos hoy y que iremos ampliando al ritmo de las mareas.

“A dedo”. Aplicado normalmente en los procedimientos de la administración pública, dícese de la actuación del responsable político que adjudica un puesto de trabajo o un contrato saltándose los principios de legalidad, tales como la información pública, la libre concurrencia o la igualdad ante la ley. Todas estas actuaciones tienen un interés concreto, manifiesto o no, y se dan con mayor asiduidad cuando se concitan la falta de ética política, la ausencia de controles y la presión por intereses espurios de particulares.
Ejemplos sonoros son: el nombramiento del hijo de Font de Mora en un puesto de la Ciudad de la Justicia; la adquisición de esculturas en Castellón, o el contrato a Orange Market por parte de Vearsa, del conseller Blasco, de una campaña de sensibilización de más de 168.000 euros.

“Foto-fuerza”. Recurso mediático utilizado por el PP para arropar al líder, en un intento de diluir responsablidades individuales en el grupo. Supuestamente originario del entorno valenciano, obliga a todos los presentes a salir en la foto en la actitud adecuada, bien con rostro compungido o en exultante aplauso, de tal forma que si alguien no sigue el patrón es inmediatamente eliminado (de la foto). Tiene su origen en las teorías psicológicas que explican los beneficios de los comportamientos gregarios o de pertenencia, pero tiene como contrapartida que quien observa la imagen de conjunto puede también visualizar los componentes y exclamar maliciosamente: “¡Cómo no, éste también está!”
Puede verse este tipo de foto-fuerza con ocasión de comunicados más o menos recientes: Rajoy con toda su plana mayor, Camps con su gobierno o las fuerzas vivas del PP provincial con Fabra al frente.

Próxima entrega:
“Mojarse”
“Obsceno”
“Poner la mano en el fuego”